Sin duda, una de las intervenciones en las que todo el mundo piensa cuando se habla de cirugía plástica, es la cirugía de aumento de pecho, o mamoplastia de aumento. Según datos de la SECPRE, una de cada cinco mujeres que entraron en quirófano para una intervención de cirugía plástica en 2018 se realizó un aumento mamario. Pese a esta gran aceptación y popularidad por parte de la sociedad, muchas pacientes siguen acudiendo a consulta ciertas ideas erróneas o tabúes. Hoy os hablaré de mi experiencia con el aumento de pecho. Además intentaré arrojar luz, disipando mitos y leyendas en torno al aumento de mamas.

La candidata ideal para el aumento de pecho

Todas las pacientes que acuden a consulta para un aumento de pecho desean conseguir o volver a tener unos pechos firmes, hermosos a la vista y con apariencia natural. Sea por mejorar su autoestima, su silueta, corregir un problema de tuberosidad o malformaciones genéticas, entre otras razones. Pero ¿todas las mujeres se pueden realizar un aumento de pecho?

Generalmente se comenta que la candidata ideal para un aumento de mamas es cualquier mujer sana, mayor de edad y con los pechos pequeños. Es una cirugía que suele conllevar pocas complicaciones y sus resultados son tan inmediatos y vistosos que en ocasiones lo único que tenemos que decidir en consulta es el tipo y tamaño de la prótesis, ya que las pacientes vienen totalmente convencidas de que quieren un aumento de mamas.

Sin embargo es tarea también del cirujano plástico, en las consultas previas a un aumento de pecho, identificar adecuadamente las necesidades y expectativas de la paciente. ¿Son realistas sus pretensiones? ¿El resultado será armónico para con su figura? ¿Tiene pensado dar el pecho en el futuro? Muchas veces, la consulta de aumento de mamas consiste en disuadir a la paciente de hacer lo que ella quiere porque tu experiencia como cirujano plástico te dice que aunque tu trabajo sea perfecto, la paciente no quedará satisfecha con su mamoplastia de aumento.

Mamoplastia de aumento: ¿en qué consiste?

El aumento de pecho es una cirugía que implica la inserción de un cuerpo extraño, como es la prótesis, por debajo del tejido de las glándulas mamarias o el del músculo pectoral. Dependiendo de muchas variables, como el estado inicial, el tamaño requerido y las pruebas pertinentes que se le hagan a la paciente, se elegirá el implante mamario más apropiado para cada caso.

El aumento mamario es una cirugía que se realiza con anestesia general. Por este motivo, además de con el cirujano plástico especialista será necesaria una consulta previa con el anestesista. La duración de la intervención no suele exceder de las dos horas. Puede alargarse si la cirugía de aumento de mamas se realiza de forma conjunta con una cirugía de elevación mamaria (mastopexia), pero estaríamos hablando ya de una cirugía combinada. Otra cirugía con la que se puede combinar el aumento de pecho con prótesis es el lipofilling mamario con grasa autóloga, que da un aspecto aún más natural si cabe. Además de mucha libertad a la hora de determinar la forma final de los senos de la paciente.

Las técnicas más utilizadas para introducir la prótesis mamaria en el bolsillo quirúrgico son:

  • Realizar una incisión en el borde inferior de la areola (acceso areolar). En este caso, la cicatriz suele quedar bien disimulada dada la diferencia del color entre la areola y la piel circundante.
  • Efectuar una incisión en el surco submamario. La cicatriz resultante queda semioculta por la mama al situarse la paciente en posición erguida.

La elección de la prótesis mamarias en el aumento de pecho

Hay dos tipos principales de prótesis mamaria:

  • Las anatómicas o ergonómicas. De aparición más reciente, tienen una característica forma de gota.
  • Las redondas. El modelo clásico de prótesis que prácticamente todos/as conocemos.

antes y despues cirugía aumento de pecho con prótesis

Ambos tipos de implantes mamarios son perfectamente válidos para conseguir unos resultados naturales en un aumento de pecho. La utilización de un tipo u otro va a obedecer a las necesidades específicas de cada paciente en la cirugía de aumento de mamas. Por ejemplo la fisiología de la mama, la necesidad de compensación de volumen en determinadas zonas y por supuesto las propias preferencias de la paciente.

Postoperatorio y recuperación tras la cirugía de aumento de mamas

Pese a que cada vez las técnicas para el aumento de pecho son menos invasivas y los materiales cada vez más estériles, es necesario seguir unos cuidados muy específicos después de la mamoplastia de aumento para evitar complicaciones posteriores, como infecciones, hemorragias, seromas o la temida contractura capsular.

La primera consideración a tener en cuenta es que tras la cirugía de aumento de pecho, la paciente tendrá que llevar puesto ininterrumpidamente durante mes y medio un sujetador de tipo deportivo que ajuste y fije los senos en una posición lo más estática posible. En este sentido, es aconsejable no realizar ningún esfuerzo ni movimiento brusco, como cargar peso o practicar deportes aeróbicos.

Si la paciente es fumadora, deberá hacer el esfuerzo de no fumar, como mínimo, dos semanas antes y después de la cirugía. El tabaco es enemigo de la microcirculación y dificulta la cicatrización entre otras.

Se recomienda no sumergir en agua (por ejemplo, dándose un baño) los puntos ni la zona de la cicatriz, al menos hasta que los puntos hayan sido retirados. De igual manera, no es para nada aconsejable exponer la zona a la radiación solar, ya que la hiperpigmentación puede aparecer. Sobre todo cuando la cicatriz aún mantiene un aspecto sensible y color rojizo.

¿Puedo dar el pecho después del aumento mamario?

En ocasiones, en cirugías como la mastopexia, en la que se retiran y modifican grandes cantidades de tejido de la mama, la capacidad de dar el pecho puede quedar alterada o suprimida. No es así en la mayoría de cirugías de aumento de pecho. La mamoplastia de aumento es una cirugía mucho menos invasiva y remodeladora de tejidos. Como el implante se coloca bajo la glándula mamaria o bajo el músculo pectoral, es muy dificil que se vean afectados los conductos mamarios (o galactóforos), los conductos por los que la leche materna avanza de la glándula al pezón.

Aumento de pecho en Alicante con el Doctor Francisco Solesio

Deja de darle vueltas a tu aumento de mamas y ven a mi consulta en Solesio Clinic. Allí te asesoraré con total franqueza acerca de la mejor alternativa para conseguir lo que quieres. Con tus expectativas y mi experiencia, lograremos encontrar el tipo de cirugía de aumento de pecho y los implantes mamarios perfectos para ti. Contacta con la clínica aquí y reserva ya tu cita.