Esta es una de las preguntas más frecuentes que nuestros pacientes tienen en consulta. “ Doctor, ¿Qué es mejor, la rinoplastia abierta o la cerrada? “. Para determinar la respuesta, hay varios factores a tener en cuenta. No existe una respuesta universal para todos los pacientes. Vamos a hablar de todos ellos, en el siguiente artículo sobre las diferencias entre la rinoplastia abierta y la cerrada.

Cirugía de rinoplastia

La cirugía plástica cada vez tiene más peso en una sociedad en la que verse y sentirse bien con uno mismo tiene una gran importancia. El rostro es la parte más visible, y en concreto la nariz. Según los datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Estética y Reparadora (SECPRE), la cirugía de rinoplastia constituye el 20 por ciento de las intervenciones solicitadas hoy en día.  La rinoplastia es la operación de nariz destinada a corregir aspectos estéticos y funcionales de la nariz, ya sea el tabique, la punta, la anchura, etc. Se puede realizar bajo anestesia local o general, según el área a tratar y las características del paciente. Algunas personas deciden realizarse esta cirugía por cuestiones estéticas, otras por tener dificultades respiratorias e incluso, para solucionar al mismo tiempo cuestiones estéticas y funcionales. Una vez definidos los objetivos de la cirugía, podemos tener más claro cuál es mejor, si rinoplastia abierta o cerrada, en un caso en concreto. Definamos cada una de estas técnicas:

¿Qué es una rinoplastia abierta? Ventajas e inconvenientes.

Cuando hablamos de rinoplastia abierta nos referimos ​​a una técnica quirúrgica en la que se realiza una incisión en la parte central de la nariz. Esta incisión se encuentra en la separación entre los orificios nasales (columela) y mediante ella, separamos la piel del cartílago y el hueso, con lo que vemos la estructura nasal completa.  La rinoplastia abierta permite mayor facilidad de movimiento y visibilidad al cirujano plástico especializado. Por ello, la rinoplastia abierta está indicada para los casos más complejos, donde hay que corregir grandes deformidades o hacer modificaciones sustanciales de la forma de la nariz. Es innegable mencionar que la mayor ventaja de la rinoplastia abierta es un mejor acceso y moldeado nasal. Es la técnica de elección cuando necesitamos también trabajar la forma de la parte blanda de la nariz (mitad  inferior nasal:  punta, orificios nasales, etc.) además de la estructura ósea. Como inconvenientes, tenemos una cicatriz externa, aunque discreta y prácticamente invisible una vez pasado el tiempo postoperatorio, y un mayor tiempo quirúrgico, ya que requiere suturar la incisión al final de la cirugía.

¿Qué es una rinoplastia cerrada? Ventajas e inconvenientes.

La rinoplastia cerrada es una técnica quirúrgica para operar la nariz que no requiere incisiones exteriores. Por ello, el paciente no tiene cicatrices visibles, ya que se accede al interior de la nariz mediante las fosas nasales. La rinoplastia cerrada está indicada en pacientes que desean una reducción o estrechamiento de su nariz pero que no requieren una modificación sustancial de la forma de la misma.  Podemos decir que está indicada para casos menos complejos en cuanto a modificaciones de la nariz. Cabe destacar que el cirujano plástico debe trabajar con limitaciones de movimiento y visibilidad. La principal ventaja de la rinoplastia cerrada sobre la abierta es la inexistencia de una cicatriz externa. Por otro lado, es una intervención más corta, por lo que el paciente estará menos tiempo bajo los efectos de la anestesia. Es una intervención más sencilla al realizarse menor número de modificaciones en la nariz, ya que tiene limitaciones técnicas que no permiten tratar de este modo grandes deformidades o defectos.

Dr. Solesio, ¿Cuál es mejor: rinoplastia abierta o cerrada?

Doctor Solesio, cirujano plástico titulado y especializado en la cirugía de rinoplastia con más de 15 años de experiencia y miles de pacientes satisfechos, tiene muy clara la respuesta. ¿Cuál es mejor: rinoplastia abierta o cerrada? “Es mejor la que hagas bien”. El primer consejo que el Doctor Solesio le da a los pacientes es que siempre, acudan a profesionales de la cirugía plástica que estén especializados, en este caso, en rinoplastia abierta o cerrada. Por otro lado, siempre dependerá de las necesidades del paciente. ¿Se ha realizado anteriormente otra rinoplastia pero no quedó satisfecho? ¿Desea modificar la punta? ¿Por el contrario, lo que desea cambiar es la giba? ¿Tiene problemas respiratorios? ¿Quiere modificar tanto partes blandas como óseas y además mejorar la respiración?¿No quiere de ninguna de las maneras cicatriz o no le importaría tener una minúscula e inapreciable marca? Estos y muchos más, son los casos que día a día encontramos en consulta. Cada persona es un mundo, y cada paciente merece la mejor solución adaptada a todas sus necesidades. ¿Te gustaría un diagnóstico gratuito online en el que poder exponer tu caso? Rellena nuestra valoración online y pronto, nos pondremos en contacto contigo. ¡Te esperamos!