Existen tres motivos fundamentales por los que debes acudir a tu Cirujano Plástico para revisar el estado de tus implantes mamarios:
  1. Revisión anual periódica.
  2. Cuando se es portadora de prótesis mamarias bajo recomendación de vigilancia tras avances médicos que permiten evitar posibles complicaciones.
  3. Cuando existe alguna sintomatología sin causa conocida.

¿Por qué tienes que revisar tus prótesis mamarias con una resonancia magnética?

La prueba médica que arroja mejores garantías es la resonancia magnética, porque que es la única que puede asegurar la rotura o daño en un implante mamario si existiera. Además en el caso de rotura o daño, nos indicará el grado de rotura de la misma para poder tomar las medidas correctivas pertinentes. Existen dos tipos de rotura, rotura intracapsular o extracapsular. Hay que aclarar que hacemos un uso incorrecto de lenguaje al hablar de “encapsulamiento de prótesis” ya que todas las prótesis se encapsulan. Es decir, cuando insertamos un implante mamario nuestro cuerpo lo toma como un ente extraño y crea una cápsula alrededor de este, crea una envoltura fibrosa que llamamos cápsula y ejerce como una barrera protectora extra. Entonces la rotura se puede producir a dos niveles: intra y extra capsular. La rotura intracapsular o extracapsular se refiere al plano donde se encuentra la rotura en función de la cápsula protectora, si dentro o fuera de esta. Además la imagen por diagnóstico magnético también reproduce imágenes anatómicas (tridimensionales) como el tejido circundante así como glándulas mamarias para la detección precoz de cualquier patología mamaria como el linfoma o el cáncer de mama. Otra de las ventajas de revisar las prótesis mamarias mediante resonancia magnética es que es la prueba diagnóstica menos invasiva, de esta manera la paciente no se expone a radiación dañina.

¿Cómo saber si mis prótesis mamarias están bien o si por el contrario tienen algún daño?

Las prótesis mamarias pueden romperse por diversos factores, si ésto llega a producirse puede ser que no se manifieste ningún síntoma, por eso es tan importante acudir una vez la año a revisión, para tener la certeza de nuestro estado de salud en relación a la cirugía mamaria practicada.

¿Cada cuánto tiempo debo revisar mis prótesis mamarias?

La FDA (Food and Drug Administration: Administración de Medicamentos y Alimentos Americana) recomienda a aquellas mujeres portadoras de implantes de silicona, “realizarse chequeos de rutina con IRM (imagen por resonancia magnética), para detectar rupturas silenciosas, tres años después de la cirugía y después, cada año o dos años como máximo”.

Síntomas que indican que debes revisar el estado de tus implantes mamarios

Muchas pacientes preocupadas nos preguntan en consulta si es normal que les duela el pecho, o si es normal tener el pecho alto y/o duro. Aunque no se puede generalizar ya que cada paciente es única, cuando una mujer se realiza un aumento de pecho con prótesis debe ser paciente e interiorizar que aunque el resultado sea inmediato, comienza un periodo de recuperación que tiene una duración de un año aproximadamente. Por lo que no hay que sacar conclusiones precipitadas porque que los resultados definitivos no se darán hasta entonces. Entonces ¿cuándo debo sospechar y acudir a una revisión extraordinaria?
  • Aumento de la dureza
  • Cambio de forma o apariencia
  • Elevación del pecho
  • Dolor (en grado Baker IV)
¿Crees que debes revisar tus prótesis? Reserva tu cita aquí.