Cuando las pacientes acuden a la consulta del Doctor Solesio con el deseo de realizarse un aumento de pecho, traen consigo un sinfín de preguntas tipo: qué prótesis mamarias debo ponerme, qué cantidad, por dónde realizará el especialista la incisión, como me quedara la cicatriz… pero, a veces, olvidan algo esencial: cúal será el plano de colocación de las prótesis. Hoy os traemos la mejor guía para conocer las diferencias entre colocar las prótesis delante y detrás del músculo en un aumento de pecho.

Plano de colocación: prótesis mamarias por delante del músculo

Este plano de colocación recibe el nombre de colocación subglandular. Es el elegido normalmente cuando las mamas cuentan con un grosor suficiente como para disimular el implante mamario, normalmente mayor de 3 cm. 

La principal ventaja de la colocación de los implantes mamarios en plano subglandular en un aumento de pecho es la menor incidencia de molestias o dolor postoperatorio. Al no manipularse el músculo, sólo piel, grasa y tejido mamario, la invasividad tiende a ser menor y la recuperación es más rápida (unos 7 días). Además, de más rápido, el post operatorio cuando el plano elegido es subglandular, no conlleva tantas restricciones de movilidad, por lo que habitualmente se puede conducir tras la cirugía de aumento de pecho, por ejemplo. 

Otra gran ventaja al colocar la prótesis mamarias delante del músculo es la mayor facilidad de perfeccionar o definir el aspecto estético del nuevo escote cuando hay suficiente tejido subcutáneo. Además, con los implantes mamarios en plano subglandular, no existe dinamismo al contraer, por lo que se da una naturalidad total en el resultado de aumento de pecho. 

Sin embargo, si existe poco volumen en la mama o la piel es poco flexible, el aumento de pecho delante del músculo tiene mayor riesgo de producir rippling visible (rugosidades). También al estar el implante mamario en íntimo contacto con la glándula mamaria, puede interferir con las mamografías, por lo que se recomienda que sean hechas por manos expertas en mamas portadoras de implantes mamarios. Por delante del músculo, las prótesis tenderán a caer más, por lo que en estos casos debe elegirse un volumen moderado u optar por unas prótesis ligeras. 

Plano de colocación: prótesis mamarias por detrás del músculo pectoral.

Este plano de colocación suele estar indicado en pacientes que presentan una cobertura tisular insuficiente como para que no se perciban las prótesis. 

La colocación del implante por detrás del músculo pectoral en un aumento de pecho supondrá un menor riesgo de rippling visible, además, tiene menor incidencia de ptosis mamaria (caída del pecho) provocada por el peso de la prótesis, ya que será el músculo el que la sujete y no la piel de la mama, por lo que si se eligen unas prótesis de tamaño exhuberante, se colocarán normalmente en este plano. 

Por último, la prótesis mamaria colocada por detrás del músculo no interferirá de ningún modo con las mamografías, como las colocadas por delante del músculo en un aumento de pecho. 

Como inconveniente principal de este plano, la prótesis colocada bajo el músculo pectoral tiene más posibilidades de producir molestias o dolor postoperatorio y la recuperación es algo más dilatada en el tiempo (unos 15-20 días). Otro aspecto negativo, es que en el postoperatorio hay que cumplir estrictas restricciones de movilidad los primeros días y existirá, siempre, dinamismo ante la contracción del músculo. 

¿Qué plano de colocación es mejor en un aumento de pecho?

Al realizarse un aumento de pecho, son muchísimos los argumentos técnicos y fisiológicos que acabarán determinando cada una de las cuestiones que debemos tener en cuenta. Por esto y por supuesto, contando con la opinión profesional de un cirujano plástico especializado en la materia, se deberá elegir el plano de colocación que menor riesgo suponga para la paciente y que se adapta a la consecución de los objetivos prioritarios de la cirugía de aumento de pecho.

Como hemos visto a lo largo del artículo, ambos planos de colocación tienen ventajas e inconvenientes. Por lo que el equipo médico deberá poner en la balanza los pros y contras y decidir conjuntamente con la paciente, cuál será el plano de colocación ideal. 

En grandes rasgos, podemos decir que, se recomienda el plano subglandular a pacientes con suficiente cobertura tisular y buena calidad de la piel,  que eligen un tamaño moderado de prótesis mamarias, desean un postoperatorio mínimo y tienen motivos funcionales por lo que no quieren alteran el músculo, atrofiándolo o que no desean tener ninguna restricción al esfuerzo (personas muy deportistas, por ejemplo). Por el contrario, se recomienda el plano retromuscular a aquellas pacientes con poco tejido mamario y subcutáneo, que elijan un tamaño de prótesis exhuberante y que tienen especial miedo a la posibilidad de rippling visible, importándoles poco la atrofia de la glándula mamaria y las restricciones al esfuerzo, con posibilidad de cumplir todas las indicaciones de un postoperatorio un poco más dilatado en el tiempo. 

¿Te surge alguna duda? Sin problema. El equipo médico de Solesio Clinic estará encantado de atenderte y explicarte la diferencia de prótesis delante y detrás del músculo en una cirugía de aumento de pecho.