Las sensaciones que nos llegan a través de la piel son muy subjetivas. De todas ellas, el dolor es quizá una de las más personales y menos medible. Por ello, cada paciente es un mundo y después de la cirugía de aumento de pecho algunas pacientes acusan molestias o dolor en el pecho operado de aumento de pecho. ¿Es normal sentir dolor tras un aumento de pecho? ¿Siempre aparece? ¿Cuáles son sus causas?

¿Por qué siento dolor en el pecho operado de aumento de pecho?

Tras un aumento de pecho, es normal sentir picor, molestias o un dolor leve una vez pasados los efectos de la anestesia. La intensidad y duración de la sensación variará mucho dependiendo del caso y las características de la paciente. En la mayoría de casos, se trata de una molestia casi inapreciable que se disipa al cabo de unas horas o pocos días.

En otros casos, el dolor en el pecho operado de aumento de pecho está claramente asociado al movimiento corporal de la paciente. En el aumento de pecho, se cambia la posición de los tejidos para fijarlos a una nueva localización más armoniosa, acto normalmente acompañado de un retensado de la piel. En este tipo de dolor, el plano de colocación del implante mamario jugará un importante papel. Si la prótesis se coloca por debajo del músculo (plano submuscular), la sensación de tirantez será mayor y con ello pueden aparecer dolores en los pechos operados.

¿Cuánto durará el dolor en los pechos operados de aumento de mamas?

Como hemos visto, es perfectamente normal después de un aumento de pecho sentir algunas molestias, picores o tiranteces. En otras ocasiones, pacientes más sensibles acusan cierto dolor o pequeños “pinchazos”. Todas estas sensaciones son previsibles, tienen un origen conocido (la reposición de los tejidos) y la propia paciente las sentirá remitir hasta su completa desaparición. En caso de ser parcialmente incapacitante, el dolor en el pecho operado se puede tratar con la toma de analgésicos (recetados por el cirujano).

Un dolor en pechos operados que se manifiesta de forma continuada o que aparece mucho tiempo después de la cirugía de aumento de pecho, no es normal. En este caso, puede obedecer a otras complicaciones posteriores muy poco frecuentes, como la contractura capsular, la rotura o la rotación de la prótesis. En caso de sentir dolor mucho tiempo después de tu aumento de pecho, debes comunicarlo de inmediato a tu cirujano plástico.

¿Perderé sensibilidad después del aumento de pecho?

Si bien el dolor inmediatamente tras un aumento mamario es frecuente, hay otras sensaciones que pueden persistir de manera un poco más dilatada en el tiempo: hablamos de la pérdida o del aumento de sensibilidad en las mamas o en el complejo areola-pezón. Durante la cirugía de aumento de pecho es muy probable que “se toquen” las minúsculas pero muy abundantes terminaciones nerviosas que presentan las glándulas mamarias.

Algunas pacientes acusan una pérdida de sensibilidad. Otras, sin embargo, lo que sienten es que su sensibilidad ha aumentado. Esta sensación les puede acompañar durante unos días, aunque algunas pacientes la presentan durante varias semanas o algunos meses. Lo normal es volver poco a poco al estado y sensibilidad de antes del aumento de pecho, hasta completar el periodo de evolución marcado para evaluar los resultados: aproximadamente 1 año.

Recomendaciones para que el aumento de pecho no duela

Lo mejor para garantizar una recuperación exitosa y sin dolor tras un aumento de pecho, es seguir al pie de la letra y con mucha responsabilidad los consejos y recomendaciones de tu cirujano plástico. Además, también puedes seguir estas indicaciones básicas, que a buen seguro te ayudarán:

  • Tras tu aumento de pecho, descansa y reposa todo lo que sea posible.
  • No levantes peso, no hagas esfuerzos físicos ni practiques deportes.
  • Descansa en posición decúbito supino (boca arriba) y procura no agacharte.
  • No ejerzas presión, ni rasques ni des masajes en la zona operada.
  • Intenta evitar situaciones que puedan causar golpes en el pecho operado, por ejemplo conducir.
  • Confía en clínicas que invierten recursos en su equipo de anestesiología: un buen bloqueo es la clave para atenuar las molestias más inmediatas tras la cirugía de aumento mamario.

¿Qué hacer si siento dolor en el pecho operado?

Tanto si se trata de un dolor claramente postoperatorio, como si el dolor aparece mucho tiempo después de tu aumento de pecho, acude a la consulta de tu cirujano plástico a comentárselo lo antes posible para determinar el origen del mismo. Explícale con pelos y señales cualquier tipo de malestar que sientas después de tu aumento de pecho. Y no te olvides de revisar periódicamente el estado de tus implantes mamarios (como mínimo una vez cada dos años) mediante pruebas de diagnóstico por imagen.