¡Volver a empezar otra vez! La vuelta a la rutina siempre resulta un poco estresante. Septiembre llega e irremediablemente, se refleja en la piel del rostro. Tras el verano solemos acumular daños que el sol nos deja después de los meses estivales, como las manchas, las arrugas, la sequedad o la flacidez. Por eso, ahora es el momento de retomar las rutinas faciales y proporcionarle a nuestra piel una inyección de energía con mesoterapia facial con vitaminas. La Dra. Estefanía Sánchez de Gea, -médico estético de Solesio Clinic- nos habla de las claves para recuperar nuestra piel tras el verano.

Piel seca, apagada y manchada tras el verano

La mesoterapia facial con vitaminas será nuestra gran aliada con la llegada de Septiembre. Después de las altas temperaturas veraniegas, la exposición al sol, la sal del mar o el cloro de las piscinas, la piel se vuelve seca y apagada, incluso en ocasiones pueden aparecer pequeñas manchas o arrugas.  Estas son consecuencia de una excesiva estimulación de los melanocitos (las células productoras de melanina), y una deficiente hidratación. Pero que no salten las alarmas, todo esto se puede mejorar gracias a la mesoterapia facial con vitaminas. 

¿Qué es la mesoterapia facial con vitaminas?

La mesoterapia facial con vitaminas es un procedimiento inyectable que se realiza en las capas más superficiales de la piel.  Lo primero que hacemos en consulta antes de aplicar la mesoterapia facial con vitaminas es evaluar el estado de la piel del paciente. Una vez conocemos el estado en el que se encuentra y su tipología de piel (seca, grasa o mixta) elaboramos un combinado de diferentes tipos de principios activos.  Esta combinación de componentes que formulan la mesoterapia facial con vitaminas se hace única y exclusivamente para cada paciente. Esto es así, ya que adaptamos el producto al tipo de necesidad de cada uno. Este tratamiento nos ayudará a reactivar la regeneración de la piel y la producción de colágeno y elastina. Además, aportará la luminosidad y la vitalidad que durante los meses de verano solemos perder. Otro punto a favor es que nos ayuda a reducir la dimensión de los poros Durante el tratamiento de mesoterapia facial con vitaminas no sólo se emplean vitaminas, sino que además se puede realizar con PRP. El plasma rico en plaquetas obtenido de nuestra propia sangre también se puede usar mediante esta técnica para estimular la regeneración de la piel. 

¿Cómo preparar la piel antes de una mesoterapia facial con vitaminas?

Efectivamente, tu piel pide a gritos regeneración y un cuidado extra. Y después de haber escuchado a la Dra. Sánchez de Gea te mueres por hacerte una mesoterapia facial con vitaminas. ¡Genial! Pide cita aquí y te atenderemos encantados. Una vez hayas solicitado tu cita al equipo Solesio Clinic, es importante que prepares tu piel para la sesión de mesoterapia facial con vitaminas. El daño ocasionado en las fibras de colágeno y la elastina no es el mismo en todas las pieles tras la exposición al sol. En las grasas, el sol actúa como antiséptico, secando y descamando la piel. Por otro lado, las pieles más secas se tornan más sensibles y con el tiempo se ven más envejecidas. Antes de una mesoterapia facial con vitaminas tras el verano es recomendable eliminar toda esa capa de células muertas que envejecen con más intensidad la piel. Es el momento de exfoliar la piel para conseguir la formación de nuevas células, colágeno e hidratación que el tratamiento con vitaminas nos proporcionará. Para que este proceso sea efectivo y seguro puedes optar por realizarte un peeling químico suave. El peeling es un procedimiento no invasivo en el que se eliminan las capas superficiales de las células muertas. Esto se consigue gracias a la aplicación de productos específicos para la despigmentación sobre la piel. Gracias al peeling tendremos la piel totalmente preparada para que el tratamiento con vitaminas haga el máximo efecto posible.

Disfruta de los beneficios de la mesoterapia facial con vitaminas

Para seguir el proceso de renovación celular tras aplicar este tratamiento, es importante mantener una rutina de cuidado e hidratación en la piel. Hay que buscar siempre una crema hidratante con la combinación adecuada de componentes. Es importante conocer las necesidades y características de nuestra piel para dar con el tratamiento diario perfecto. Y, si tienes dudas de qué tratamiento es el más adecuado, infórmate con un equipo médico-estético profesional de confianza. No pararán de decirte ¡Qué piel tan bonita!