Tener un vientre firme y plano es unos de los deseos estéticos más anhelados por muchas mujeres y hombres. Pero muchos pacientes tienen dificultades para conseguirlo a pesar de realizar ejercicio de manera regular y llevar una alimentación saludable.  

Si tienes una buena forma física pero presentas exceso de piel y/o grasa localizada en la zona entre el ombligo y el pubis, la mini abdominoplastia puede ser la solución que necesitas.

¿Qué es una mini abdominoplastia?

La mitad inferior del abdomen presenta una predisposición natural a la aparición de flacidez y a la acumulación de grasa. Además, si le sumamos procesos naturales como envejecimiento, o peso fluctuante, la situación se agrava, por ello cuando el exceso de piel y grasa es moderado y localizado en la zona bajo el ombligo, la mini abdominoplastia es la solución ideal para revertirlo.

La mini abdominoplastia aborda el exceso de piel sólo por debajo del ombligo, pero no pretende tensar los músculos. Sirve para casos con flacidez moderada, que no necesitan reposicionar el ombligo ni corregir la diástasis de rectos. Sin embargo, se realiza a través de una cicatriz más corta que la abdominoplastia completa, quedando oculta bajo la ropa interior y con una longitud de unos 10 centímetros.

En muchos casos el especialista cirujano plástico consigue hacer coincidir la cicatriz de la miniabdominoplastia con la línea superior del vello público de manera estratégica para que resulte muy fácil esconderla con la ropa interior o ropa de baño.

Diferencia entre la abdominoplastia y la abdominoplastia

La diferencia entre una mini abdominoplastia y la abdominoplastia es principalmente la cicatriz resultante, además del grado de corrección de piel excedente y grasa abdominal.

La miniabdominoplastia es un procedimiento más simple que la abdominoplastia tradicional, se realiza una incisión más pequeña (en su extensión similar a la de una cesárea) la duración de la cirugía de mini abdominoplastia es menor y la recuperación es más rápida. Es habitual combinar alguna liposucción (de pubis, de flancos, etc.) con la mini abdominoplastia para maximizar los resultados, consiguiendo contornear la silueta de una manera más armónica. 

Candidatos ideales para una cirugía de mini abdominoplastia

Los candidatos ideales para realizarse una cirugía de miniabdominoplastia son hombres y mujeres sanos, con un peso estable, que presentan grasa y/o piel colgante en la zona baja del abdomen y no consiguen mejorarlo con dieta y ejercicio y desean mejorar su abdomen y conseguir un vientre plano.  

Cuidados y recuperación de la abdominoplastia

En el postoperatorio de la miniabdominoplastia el cirujano plástico te recetará un tratamiento además de una serie de recomendaciones que deberás seguir de manera estricta para conseguir la mejor recuperación.  

La duración de la cirugía de abdominoplastia suele tener una duración de 1 hora aproximadamente y tras la cirugía tendrás la zona inflamada, también sentirás molestias o dolor que se controlará con la medicación. 

Lo primero es la colocación de una faja de sujección, que hará las veces de protección y ayudará a fijar los tejidos.

La mayoría de los pacientes que se someten a una miniabdominoplastia pueden volver a incorporarse al trabajo pasados 2-3 días tras la cirugía. 

Después de una cirugía de abdomen es fundamental dormir en decúbito supino (boca arriba), recostado y con las piernas dobladas, evitando dormir de lado o boca abajo, para no presionar el abdomen ni aplastar la cicatriz.

Estos cuidados son recomendaciones generales, hay que destacar que el plan de recuperación se realiza de manera individualizada teniendo en cuenta las particularidades de cada caso concreto. 

Mini abdominoplastia en Alicante con el Doctor Solesio

Si te preocupa la apariencia de tu abdomen y deseas mejorar el tono y firmeza abdominal, acude a consulta con el Doctor Solesio Clinic, cirujano plástico referente con más de 20 años de experiencia realizando cirugías de abdominoplastias.