La liposucción es uno de los procedimientos de cirugía plástica más practicados a nivel mundial. Según el informe más reciente que publica ISAPS se trata de la operación más demandada en todo el mundo, después del aumento de pecho. Pese a que es una intervención muy segura y las técnicas cada vez están más refinadas y buscan la mínima invasividad, perviven en el conocimiento colectivo los mitos sobre la liposucción. Creencias y malentendidos acerca de esta cirugía tan popular. La liposucción tiene como objetivo la extracción de la grasa localizada en partes del cuerpo que no mejoran por más ejercicio que se haga o por muy estricta que sea la dieta que hayamos adoptado. Se llaman zonas lipodistróficas. Es decir, los candidatos ideales son pacientes en normopeso que desean mejorar una zona concreta en la que hay grasa acumulada que no responde a otros métodos para eliminarla. De igual manera, si el paciente es joven y su piel tiene buena elasticidad, los resultados serán también sustancialmente mejores.

Mitos sobre la liposucción: 10 creencias erróneas

Estos preceptos sencillos a veces se vuelven difusos y se entrecruzan con percepciones erradas acerca de lo que se puede y no se puede conseguir con una liposucción. Los 10 mitos acerca de la liposucción más extendidos son:

La liposucción sólo es para pacientes jóvenes (falso)

A priori, es cierto que cuanto más joven (a partir de 18 años) sea el paciente, en mejores condiciones se encontrará su organismo para recuperarse de forma rápida e integral de la cirugía. No obstante, si el estado de salud del paciente es bueno y el examen médico no encuentra ninguna contraindicación, no hay límite de edad para realizarla.

Se puede eliminar la celulitis mediante liposucción (falso)

La celulitis no ocurre simplemente por la presencia de grasa, sino por el empuje que esta provoca sobre las bandas de tejido conectivo presentes en las capas internas de la piel. Dado que la liposucción está destinada a retirar tejido adiposo blando, no produce ningún cambio directo sobre la piel o las bandas fibrosas que producen la celulitis.

La liposucción es una intervención destinada a perder peso (falso)

Como ya hemos mencionado con anterioridad, los pacientes deben estar en un peso normal. El objetivo de la liposucción no es eliminar cuanta más grasa mejor, si no conseguir una mejora estética quitando únicamente lo necesario. Además, serán variables físicas inherentes al paciente las que determinarán cuánta grasa se puede extraer sin comprometer la seguridad del paciente.

Con una liposucción se elimina la flacidez en la piel (falso)

El exceso de grasa localizada puede provocar distensión de la piel, si la elasticidad de la piel del paciente no es muy buena. Normalmente en pacientes jóvenes, con prendas de presoterapia, ejercicio y tratamientos para estimular la producción de colágeno y elastina,  se logra readaptar satisfactoriamente la piel al nuevo contorno. Sin embargo, pieles más envejecidas y menos elásticas pueden necesitar otros procedimientos (como dermolipectomía).

La liposucción es una cirugía muy arriesgada (falso)

Como toda cirugía, la liposucción tiene una serie de posibles riesgos asociados a la misma. Sin embargo, la sofisticación de las técnicas (cada vez menos invasivas y respetuosas con los tejidos) hace que sea una técnica muy segura, con muy pocas complicaciones graves, siempre y cuando el procedimiento sea llevado a cabo por un cirujano plástico, estético y reparador con experiencia y titulación homologada. 

Necesitas pedir una baja tras la liposucción (falso)

Si bien se trata de una cirugía que al principio puede provocar molestias o un poco de aturdimiento, el proceso de recuperación es relativamente sencillo. Se puede volver a la normalidad prácticamente de inmediato, por supuesto con cuidado de seguir al pie de la letras las indicaciones y recomendaciones del cirujano plástico. Hematomas, inflamación y algunas molestias pueden aparecer en las zonas de inserción de las cánulas. Estos síntomas irán menguando poco a poco, pero por norma general, podremos caminar y valernos por nosotros mismos desde el primer día, sin mermar nuestra rutina diaria o la asistencia al trabajo.

No es una cirugía para hombres (falso)

Nada más lejos de la realidad. Cada vez más hombres acuden a la cirugía plástica, estética y reparadora buscando un procedimiento quirúrgico que les permita mejorar su cuerpo y aumentar su autoestima. La liposucción o es una excepción, siendo de hecho una de las cirugías más demandadas por pacientes masculinos. Principalmente, la liposucción en hombres se hace en la zona abdominal (la coloquialmente conocida como “barriguita”), la grasa pectoral (liposucción englobada en el proceso de ginecomastia) y en la zona de la papada.

La liposucción es una solución fácil y rápida a la obesidad (falso)

Ya lo hemos mencionado, pero conviene recalcarlo ya que se trata de uno de los grandes mitos de la liposucción. No se trata de una forma fácil y rápida de perder gran cantidad de peso. Pacientes obesos o que no estén en su peso no son buenos candidatos y deberán esforzarse en normalizar su peso corporal lo máximo posible dentro de unos niveles saludables antes de someterse a la liposucción.

La grasa retirada con liposucción siempre vuelve (falso)

La liposucción tiene un carácter permanente, ya que al retirarse la grasa localizada se están absorbiendo los adipocitos, las células del cuerpo en las que la grasa es almacenada. No obstante, algunas células grasas permanecerán (es imposible y no seguro retirarlas absolutamente todas) y podrán crecer en tamaño con el tiempo. Pero manteniendo unos hábitos de vida saludables podemos controlarlo fácilmente y despedirnos para siempre de la grasa en la zona en cuestión.

La liposucción sirve para retirar cualquier tipo de grasa (falso)

Pese a que se pueden hacer liposucciones en una multitud de zonas del cuerpo diferentes, es un procedimiento destinado a la extracción de la grasa subcutánea. Otra grasa, por ejemplo la acumulada debajo de los músculos abdominales y en torno a los órganos, no se podrá retirar, siendo más efectivo para ello la dieta y el ejercicio.

Liposucción en Alicante con el Doctor Solesio

Si estás interesado/a en mejorar el aspecto de una zona de tu cuerpo en la que tienes grasa localizada, realiza nuestra valoración online y el Doctor Francisco Solesio valorará tu caso y te asesorará sobre todo el procedimiento que llevaremos a cabo para que con tu liposucción puedas mejorar tu contorno corporal e incluso reutilizar tu grasa para dar volumen a otras zonas de tu cuerpo mediante lipofilling como el pecho o los glúteos.