Tener las orejas prominentes o muy despegadas de la cabeza es un problema estético que daña la autoestima de muchas personas, sobre todo en edades tempranas. Hablamos de las coloquialmente conocidas como orejas “de soplillo” y/o “en asa”. También, por accidentes o defectos congénitos, las orejas pueden deformarse o ser muy asimétricas. La otoplastia o cirugía de orejas, es el procedimiento quirúrgico destinado a corregir y/o mejorar todos estos problemas estéticos. ¿Quieres dejar de ocultar tus orejas? Sigue leyendo.

¿En qué consiste la otoplastia?

La cirugía de otoplastia busca dotar de mayor simetría, orientación más armónica y un tamaño más proporcionado a las orejas del paciente. El cirujano plástico efectúa una incisión en la zona posterior de la oreja, exponiendo así el cartílago. Dependiendo de las necesidades del paciente, el cartílago auricular se dobla para recolocarlo a una nueva posición y se esculpe su forma. Algunas veces, por un tamaño excesivo, puede ser necesaria la extirpación de parte de este cartílago y del exceso de piel. Así se dota a la oreja de un tamaño más armónico. En ocasiones, hay que combinar la otoplastia con una lobuloplastia o con un procedimiento de reducción en el que las cicatrices pueden ser anteriores en lugar de estar detrás.

¿Qué tipo de anestesia se para la cirugía de orejas (otoplastia)?

La otoplastia se suele realizar bajo anestesia local. Sin embargo, si el paciente es menor de 14 años, optamos por anestesia general, para evitar que la inquietud del niño pueda ocasionar cualquier contratiempo.

¿Cómo es la cicatriz resultante tras la cirugía de orejas?

La cicatriz después de la otoplastia se disimula perfectamente, al quedar detrás de las orejas del paciente. En algunos casos, se realizan algunas incisiones en la cara anterior de la oreja, siendo esto menos habitual. 

¿Quién es candidato a una otoplastia?

Los pacientes que terminan siendo intervenidos de cirugía de orejas, acuden a la clínica principalmente por las siguientes razones:

  • Sus orejas son demasiado prominentes, sobresalen mucho de su cabeza.
  • Piensa que en relación a su cabeza sus orejas tienen un tamaño excesivo.
  • Notan una asimetría desmedida en cuanto a tamaño, orientación o posición en sus orejas.
  • Insatisfacción con los resultados de una otoplastia anterior.

¿A partir de qué edad se recomienda la otoplastia? 

Al contrario de la práctica totalidad de las operaciones de cirugía plástica, en la otoplastia es común que el paciente a intervenir sea menor de edad. Esto es así porque se trata de un defecto estético que se percibe desde edades muy tempranas (las orejas crecen hasta los 7 años) y que puede ocasionar ciertos trastornos psicológicos.

 La edad mínima para realizar una cirugía de otoplastia es de 7 años, siempre con el consentimiento de los padres y/o tutores, así como con un informe médico que acredite que el niño es totalmente conocedor y tiene voluntad propia para realizarse esta cirugía de otoplastia.  

La opinión del Doctor Solesio sobre el operar a niños:

 “recomiendo a los padres que observen detenidamente el comportamiento y nivel de afectación de su hijo con respecto a sus orejas. No se debe forzar a un niño a operarse las orejas si no existe realmente un problema de autoestima asociado al mismo, ya que también existen alternativas no quirúrgicas”.

¿Cómo es el postoperatorio y la recuperación de la cirugía de orejas?

Tras la cirugía de orejas, el paciente requerirá un vendaje que recubrirá sus orejas durante 48 – 72 horas después de la otoplastia. La intervención, por lo general, no requerirá de hospitalización, siendo el alta inmediata. Tras retirar los vendajes, se deberá utilizar, al menos durante 3 o 4 semanas, una cinta elástica a la hora de dormir, para evitar que las orejas se doblen en una posición poco natural.

Hay que dormir en posición de decúbito supino (boca arriba) después de una cirugía de orejas. Es muy importante mantener siempre la zona seca y bien higienizada, secándola exhaustivamente tras la ducha. Algunos puntos de la sutura deberán ser retirados por el cirujano, pero otros se reabsorben poco a poco.

Resultados de la otoplastia

Una vez se retiren los vendajes, podrás ver el resultado definitivo de tu cirugía. Es normal que las primeras semanas persista una inflamación que se paliará con el tiempo, quedando la apariencia definitiva hacia las 2-4 semanas después de la otoplastia.

Los resultados de la cirugía de orejas son inmediatos y permanentes. En muy raras ocasiones será necesario un retoque después de tu otoplastia, ya que en las consultas prequirúrgicas tanto paciente como cirujano habrán acordado de forma clara y realista los resultados esperados. En ocasiones, se puede dar lo que se conoce como “recidiva”, que es que las orejas recuperen algo de su posición original adelantada. Las recidivas de otoplastia se corrigen fácilmente con una segunda cirugía de orejas muy rápida

Cirugía de otoplastia en Alicante

Si estás pensando en una otoplastia en Alicante, confía en un cirujano plástico, estético y reparador como el Doctor Francisco Solesio. El cirujano plástico, estético y reparador es el único especialista médico que puede llevar a cabo y con garantías esta cirugía. También puedes solicitar una valoración online directa con nosotros.