“ ¿Lipe qué? ¡No, eso toda la vida han sido mujeres con las piernas gordas! ” ¿Has escuchado injustamente estas frases alguna vez? Eso significa que todavía nos queda un largo camino hasta que la sociedad sepa qué es el lipedema y cómo tratarlo. Por ello, dedicamos este artículo al conocimiento de esta enfermedad tan común y desconocida que afecta principalmente a mujeres. Lipedema: ¿Qué es lipedema y cómo tratarlo? ¿La enfermedad de lipedema tiene cura?

Enfermedad de lipedema

¿Qué es el lipedema? El lipedema es una patología que padece el 16% de las mujeres a nivel global. Consiste en un aumento del tejido graso de forma desproporcionada generalmente en las extremidades. Las mujeres con lipedema presentan, sobre todo, esta desproporción en piernas. Aún así, encontramos pacientes con lipedema en brazos y hay casos documentados de esa distribución anormal de la grasa en otras zonas.

El lipedema es una enfermedad ya reconocida por la OMS pero desgraciadamente, la seguridad social aún no ofrece tratamiento. Existen pocos especialistas formados sobre el lipedema y el diagnóstico se hace confuso y difícil. A la hora de hablar de qué es el lipedema lo primero a tener en cuenta es el dolor. No son las articulaciones, no son los huesos, ni la circulación. Las mujeres que tienen lipedema sufren de dolor que se origina en el tejido graso, aunque a veces se ve agravado por patologías venosas o linfáticas, y también se enmascara en su clínica con la obesidad. Qué es lipedema y cómo tratarlo sigue siendo algo confuso, porque aunque se trata, no tiene causa exacta ni cura conocida hasta hoy.

Síntomas del lipedema

Lo que sí se tiene claro es cuáles son los síntomas del lipedema. Qué es lipedema y cómo tratarlo se sabrá gracias a un diagnóstico adecuado, y la mayoría de mujeres que sufren lipedema presentan la misma sintomatología:

    • Dolor agudo en las extremidades, sensación de piernas cansadas.
    • Hiperlaxitud ligamentosa.
    • Aparición de hematomas sin causa previa
    • Desproporción grasa en las extremidades en comparación al resto del cuerpo.
    • Signo de Cuff en los tobillos, forma de copa.
    • Aparición de síntomas con cambios hormonales

Diagnóstico para el lipedema

Qué es el lipedema y cómo tratarlo es algo muy importante para las mujeres que se enfrentan a esta enfermedad. Como la sintomatología puede confundirse con la de otras patologías, es importante que el especialista haga un diagnóstico diferencial. El objetivo de este diagnóstico es el de diferenciar la enfermedad de otras patologías como la obesidad o la insuficiencia venosa. El especialista encargado de llevar el caso del paciente es el cirujano plástico titulado y especializado en esta enfermedad. Desgraciadamente todavía hay mucho desconocimiento de esta enfermedad en la comunidad médica. Una vez el cirujano plástico tiene sospecha de que la paciente puede tener la afección, procede a explicarle qué es lipedema y cómo tratarlo. A continuación, el médico puede solicitar determinadas pruebas para confirmar el diagnóstico  y así iniciar el tratamiento, que puede ser conservador o quirúrgico. Normalmente estas pruebas son una eco doppler y una linfografía. Estas dos pruebas determinan el estado de los vasos linfáticos de la paciente y su sistema venoso. Una vez se obtienen los resultados, la paciente debe volver a acudir a consulta con el cirujano plástico. Este interpretará ambas pruebas y determinará si finalmente, se tiene lipedema o no y cual es el mejor tratamiento dependiendo del estadío que sufra el paciente. 

¿Cómo tratar el lipedema?

Existen dos tratamientos actualmente que tratan el lipedema. Lo ideal es combinar ambos para conseguir el mejor resultado posible y aumentar el bienestar de la paciente: el tratamiento tradicional y el tratamiento quirúrgico.

Tratamiento tradicional de lipedema

Una vez entendemos qué es el lipedema, empezaremos a comprender cómo tratarlo. Se debe a una inflamación del tejido graso. El tratamiento tradicional lucha por intentar controlar y mejorar esa inflamación. Para ello, se combina una dieta antiinflamatoria, el uso de medias de comprensión y terapia manual. Se requiere de un cambio en el estilo de vida de la paciente, la cual debe eliminar elementos como la lactosa o el glúten de su alimentación habitual. Por otro lado, para mejorar el lipedema debe incorporar determinadas prendas de presoterapia en su vestuario habitual y tratarse en manos de un fisioterapeuta que conozca la enfermedad. En muchos casos los drenajes linfáticos manuales o el tratamiento con radiofrecuencia de electroterapia son muy beneficiosos para aliviar determinados síntomas. 

Tratamiento quirúrgico de lipedema

El tratamiento tradicional ayuda a controlar y mejorar el lipedema, pero en muchos casos no consigue mejorar en la medida en que las pacientes lo desean, la calidad de vida ni la apariencia estética de las zonas afectadas. Esto sobre todo ocurre en los casos de grados altos de la enfermedad. ¿Cómo tratar el lipedema entonces? Estas pacientes deben realizarse una cirugía de liposucción mediante la tecnología de Body Jet (liposucción Wal). No cualquier método de liposucción sirve para tratar el lipedema, ya que es súper importante no dañar el sistema venoso y linfático. La liposucción WAL es respetuosa con el organismo de la paciente de lipedema. Es un método que emplea chorros de agua a presión controlada a la vez que extrae el tejido graso.

Liposucción WAL con Doctor Solesio para tratar el lipedema

Si después de haber leído este artículo, piensas que necesitas cita con un cirujano plástico especializado en lipedema en Alicante, ponte en contacto con nuestro equipo. Doctor Solesio cuenta con la tecnología adecuada para saber qué es el lipedema y cómo tratarlo. Podrá diagnosticar tu caso y acompañarte en el camino contra el lipedema. ¡Te esperamos, luchadora!