El verano es la época del año en la que más lucimos nuestro “tipito” y el abdomen es una de las zonas que más expuestas quedan durante estos meses. Es por esto que en fechas previas al verano muchas personas buscan en procedimientos de cirugía plástica, estética y reparadora como la liposucción o la abdominoplastia soluciones efectivas para lograr un contorno abdominal más estilizado. Ambas cirugías tienen sus beneficios, riesgos potenciales y solucionan diferentes problemáticas, ofreciendo resultados muy distintos. En ocasiones se confunden. ¿Quieres saber qué es mejor para reducir el abdomen?

¿Soy candidato a abdominoplastia o liposucción abdominal?

Existe un elevado número de candidatos a cualquiera de estas dos cirugías. Algunos pacientes presentan un exceso de grasa en el abdomen que es difícilmente mejorable a base de dieta o ejercicio. Otras veces, existe una excesiva laxitud cutánea, producto de drásticas pérdidas de peso, embarazos o el propio envejecimiento de la piel. En muchas ocasiones, la sintomatología de los pacientes es una combinación de varios de estos rasgos.

En estos casos, contamos con una serie de procedimientos en cirugía plástica y estética que ayudan a reducir de forma rápida y efectiva el contorno abdominal. Los más habituales son la liposucción abdominal y la abdominoplastia. Ambas cirugías, aunque inciden en la misma zona, tienen diferencias notables y están indicadas ante problemas diferentes. Aunque lo cierto es que no es poco habitual realizar la liposucción (no abdominal, sino de flancos, de pecho o de espalda) y la abdominoplastia como un procedimiento combinado. Ambas cirugías se complementan a la perfección para optimizar los resultados del procedimiento para reducir el contorno corporal.

Abdominoplastia para tensar los músculos y la piel del abdomen

Este procedimiento quirúrgico es uno de los más complejos en cirugía plástica. De igual manera, es uno de los que produce resultados más satisfactorios. Su finalidad es la de recuperar la firmeza de los músculos de la pared abdominal y/o eliminar el exceso de piel en la zona del abdomen, que provoca que esta quede laxa y descolgada. Suele tener entre 2 y 4 horas de duración (dependiendo de la complejidad del caso) y deja una cicatriz que se coloca estratégicamente para que quede permanentemente oculta bajo la ropa, pero que normalmente se extiende de cadera a cadera.

La diástasis de rectos, o distensión de los músculos rectos abdominales es un problema muy común en mujeres que han pasado por varios embarazos o como consecuencia del envejecimiento y debilitamiento de los músculos. Por otra parte, una pérdida de peso muy abrupta (como puede sufrir, por ejemplo, un paciente obeso tras una cirugía bariátrica) generalmente produce la laxitud en la piel que antes estaba estirada a causa de la grasa, haciendo que quede descolgada o con apariencia de faldón.

Mediante la abdominoplastia se pueden solucionar ambos problemas, ya que esta cirugía consiste precisamente en el retensado de los músculos abdominales y la posterior resección del tejido cutáneo sobrante. De esta forma se obtiene un nuevo contorno corporal, con un abdomen más plano y una cintura más estrecha. Es decir, en la abdominoplastia se tonifica el abdomen, reduciendo su volumen, pero seguro que ya te has dado cuenta: en la abdominoplastia propiamente dicha no se extrae grasa más allá de la que está pegada a la piel que se extirpa.

Liposucción abdominal para eliminar la grasa localizada en la barriga

Este procedimiento, que también puede llevarse a cabo en muchas otras zonas del cuerpo (piernas, brazos, glúteos, caderas, etc), consiste en la extracción de grasa localizada en determinadas zonas conocidas como lipodistróficas. En el caso del abdomen, una de las zonas en las que a todo el mundo más se acumula grasa, la liposucción permite extraer la cantidad necesaria de grasa para remodelar la figura conforme a las necesidades y expectativas del paciente. También nos permite hacer marcaciones abdominales, con resultados que difícilmente se consiguen con actividad física elevada.

Sin embargo, la liposucción por sí misma no va a solucionar un vientre abombado por una musculatura débil ni va a servir para hacernos perder peso. Sus resultados son muy satisfactorios en pacientes con una masa corporal normal que presenten estas molestas acumulaciones en zonas concretas.

La liposucción abdominal suele tener entre 1 y 3 horas de duración y no deja cicatrices visibles (las únicas incisiones son los puntos de inserción de las cánulas, que desaparecen al poco tiempo y son muy pequeñas).

¿Por qué se combinan liposucción y abdominoplastia?

En los últimos años, cada vez es más habitual realizar estas cirugías conjuntamente, para así lograr unos resultados mucho más completos y duraderos. Quizá es por esto por lo que se suelen confundir ambos procedimientos, pensando muchas personas que se trata del mismo. Lo que sí hay que dejar claro, es que aunque la abdominoplastia y la liposucción son soluciones para reducir el abdomen, no son cirugías destinadas a la pérdida de peso. No están relacionadas con la cirugía de la obesidad ni están pensadas para reducir la masa corporal de una persona. Son cirugías con un carácter estético, que ofrecen buenos resultados si el paciente no busca “milagros”, sino una mejoría desde el sentido común. Lo mejor para un paciente será siempre seguir la recomendación de su cirujano en cuanto al procedimiento indicado, ya que ningún profesional querría realizar una abdominoplastia a un paciente que puede conseguir los resultados que desea con una liposucción (mucho menos invasiva y con cicatrices menores), ni, al contrario, una liposucción a un paciente que necesita una abdominoplastia, porque éste no quedará contento con los resultados tras pasar por quirófano. 

Reducir el abdomen en Alicante

Tanto la cirugía de liposucción abdominal como la abdominoplastia son opciones para reducir el abdomen disponibles en Solesio Clinic. Acude a la consulta de Doctor Francisco Solesio para recibir tu diagnóstico personalizado y determinar qué procedimiento es el que mejores resultados va a conseguir para estilizar tu contorno abdominal. Lucir un abdomen firme y tonificado este verano está a tu alcance.