La otoplastia es la cirugía que consigue el cambio de la forma, posición o tamaño de las orejas. Los casos más habituales tratan de corregir las orejas de soplillo, recreando el antihélix y pegándolo así su polo superior más a la cabeza, aunque no son los únicos que existen. 

Hay personas que tienen las orejas más despegadas o tienen incluso otras malformaciones congénitas, pero concretamente en las orejas de soplillo, que es de las más frecuentes, lo que conseguimos con la otoplastia es echarlas hacia atrás

¿Cómo se realiza una otoplastia?

La intervención de otoplastia para dar solución a las orejas de soplillo se realiza en un quirófano por un cirujano plástico titulado, cumpliendo con todas las garantías de seguridad, higiene y esterilidad necesarias para un procedimiento quirúrgico de este tipo. 

En la otoplastia, se suele usar anestesia local, aunque en los niños más pequeños se aconseja realizar la otoplastia con anestesia general o sedación

La cirugía de otoplastia no requiere hospitalización en ninguno de los dos casos, sino que tras la cirugía de orejas el paciente podrá volver a casa con relativa normalidad.

 Para corregir las orejas de soplillo y recrear la curvatura del antihélix, y también las orejas en asa, realizamos una incisión en la parte posterior de la oreja. El cirujano plástico irá estriando poco a poco el cartílago de la oreja para que vaya perdiendo elasticidad y fuerza y así llevar las orejas hasta una correcta posición. La piel sobrante se retira y se cierra la incisión. La cicatriz de una otoplastia es casi invisible y además queda escondida detrás de la oreja. La cirugía de otoplastia suele tener una duración de alrededor de 90 minutos, dependiendo de la complejidad del caso.

¿Qué resultado esperar de la otoplastia?

Es habitual que los pacientes candidatos a una cirugía de otoplastia busquen un resultado simétrico y unas orejas muy pegadas a la cabeza, pero lo ideal no es pegar las orejas completamente, sino conviene dejar una pequeña separación para obtener un aspecto más natural. Las personas somos asimétricas y si las colocamos completamente simétricas se arrojará un resultado artificial. 

La gran ventaja de una cirugía de otoplastia es que ofrece un resultado permanente, es decir, el resultado de la cirugía se mantendrá a lo largo de los años, aunque puede haber recidiva; esto es que, durante el post-operatorio de la otoplastia, los tejidos cedan un poco y no se mantenga exactamente la posición de las orejas conseguida de manera inmediata en quirófano. 

Otoplastia sin cirugía

Respecto a las técnicas para llevar a cabo una otoplastia sin cirugía, existen otros procedimientos como los dispositivos implantables debajo de la piel y otro tipo de terapias, aunque están cayendo en desuso por sus pocas ventajas en comparación con la opción quirúrgica a nivel riesgos-beneficios. 

En este sentido, el Dr. Solesio recomienda visitar a una especialista cirujano plástico antes de optar por estas técnicas, ya que no todas las personas son candidatas a una otoplastia sin cirugía, además de asegurarnos cuál es la técnica más adecuada para conseguir el objetivo marcado y su durabilidad en el tiempo. Las técnicas de otoplastia sin cirugía tienen resultados reversibles, es decir, su resultado no es permanente, 

Otoplastia en Alicante con el Dr. Solesio

La otoplastia es  una cirugía sencilla, que se puede realizar con anestesia local y sedación y con unos resultados permanentes. Lo que se traduce en una cirugía que otorga una gran satisfacción a los pacientes que se someten a ella. Si estás barajando realizarte una otoplastia el Dr. Solesio puede ayudarte a dejar atrás para siempre tu completo.

Otoplastia Alicante
corrección de orejas de soplillo