La cirugía de otoplastia es un procedimiento para mejorar el aspecto, forma y/o proporción de las orejas. Tener las conocidas como “orejas de soplillo” u orejas muy prominentes o separadas, da lugar a una serie de complejos que se pueden solucionar de manera rápida con una cirugía de orejas u otoplastia. Se trata de una intervención relativamente sencilla y que tiene muy altos niveles de satisfacción entre pacientes de todas las edades y sexos. La recuperación de la otoplastia es también fácil y corta, si se siguen al pie de la letra las recomendaciones médicas del Dr. Solesio.

Quizá estés buscando información para hacerte o hacerle a tu hijo/a una otoplastia y corregir de forma definitiva cualquier malformación congénita en las orejas o mejorar su aspecto estético por cualquier motivo. ¿Me dolerá mucho una otoplastia? ¿Estaré mucho tiempo inactivo? ¿Tendré que llevar vendas tras una cirugía de orejas? Estas preguntas acerca de la recuperación de la otoplastia son muy habituales y vamos a intentar responderlas todas mediante una guía cronológica.

Las primeras 24 horas tras la cirugía de otoplastia

Una vez finalizada la cirugía, tu cabeza y orejas quedarán envueltas en vendas especiales de algodón. Esto se hace para proteger las orejas en las primeras etapas de curación. Además, durante estas primeras 24h también se llevará un vendaje de compresión, con la finalidad de proteger la zona y evitar hematomas. También contribuye a que remita más eficazmente la inflamación. La otoplastia no suele requerir hospitalización y el paciente podrá hacer una vida relativamente normal (andar, comer por sí mismo, etc.) aunque puede tener algunas molestias. Se debe dormir boca arriba hasta transcurridos al menos 10-12 días de la cirugía de otoplastia.

1 a 3 días después de la otoplastia

La primera revisión suele ser un día después de la cirugía de orejas. En ella se retirarán los vendajes post-operatorios. A partir de este momento, el paciente deberá llevar todo el tiempo que le sea posible una diadema compresora suave, que evitará posiciones de las orejas indeseadas  en esta primera fase y ofrecerá presión moderada para seguir reduciendo la inflamación. No te laves la cabeza ni utilices secadores eléctricos al menos durante las primeras 48h. Pasadas estas podrás mojar (con cuidado) las heridas, secándolas luego muy bien con aire frío y utilizar champú suave.

1 semana después de la otoplastia

Hacia la primera semana, la recuperación de la otoplastia ya te permitirá volver al trabajo (o al colegio, en caso de una otoplastia infantil), porque el aspecto de las orejas ya será bastante semejante al resultado final. No suelen producirse grandes hematomas en la otoplastia. Las suturas de la otoplastia son reabsorbibles, con lo cual tras la otoplastia no existen puntos que haya que retirar posteriormente. Por su parte, caen solos con el tiempo los extremos de las suturas reabsorbibles. Los pacientes con cabello largo se sienten más cómodos en esta fase, ya que cualquier aspecto antiestético que pudiera haber queda opacado por el pelo. Aunque puede existir aún alguna sensación de molestia, en esta etapa siempre es muy leve.

2 semanas después de la cirugía de cirugía de orejas

Al final de la segunda semana de la cirugía de otoplastia la mayoría de los pacientes ya hacen vida completamente normal, puesto que la inflamación está más controlada, las heridas estarán cerradas e iniciando su cicatrización y el aspecto de las orejas es prácticamente el definitivo, aunque se puede seguir observando evolución a lo largo de 6 meses.

3 meses después de la otoplastia

Pasado este tiempo ya contaremos con el resultado definitivo de la otoplastia. Toda inflamación o molestia habrá remitido.

Consejos para la correcta recuperación de la otoplastia

  • Mantener la cabeza erguida lo máximo posible en los días iniciales para contribuir a que inflamaciones y hematomas tarden menos en desaparecer.
  • No hacer grandes esfuerzos
  • Duerme utilizando almohadas que te permitan recostarte en una postura con la cabecera un poco elevada, siempre boca arriba y sin presionar las orejas.
  • Utiliza únicamente aquellos analgésicos, antiinflamatorios o antibióticos que te haya recetado tu cirujano, siguiendo estrictamente sus recomendaciones.
  • Si el operado es un niño, hazle entender la importancia de que durante un tiempo (corto) no va a poder jugar como antes y va a tener que evitar los deportes y movimientos bruscos con la cabeza o que le puedan proporcionar traumatismos en la zona operada.
  • Sé paciente. El proceso de curación y recuperación de la otoplastia tiene su tiempo. Pero al final te sentirás mucho mejor contigo mismo y con el aspecto general de tu rostro (si tus expectativas son realistas).

Si tienes alguna duda acerca de la cirugía de orejas o sobre la recuperación de la otoplastia en Alicante, contacta con el Doctor Francisco Solesio, especialista en cirugía plástica, estética y reparadora con más de 15 años de ejercicio. También si buscas alguna alternativa para remodelar tus orejas sin cirugía en Solesio Clinic en Alicante también disponemos de las alternativas existentes.