El método WAL está revolucionando la cirugía de liposucción. No solo por el innovador uso del agua para separar las células grasas y extraer la grasa viva, sino también por el  postoperatorio tan llevadero que proporciona. ¿Quieres saber cómo es la recuperación de una liposucción WAL? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es una liposucción WAL?

La liposucción WAL es una técnica de liposucción indicada para personas candidatas a cualquier otra liposucción, pero que desean hacerlo con una técnica mínimamente invasiva, más segura para el organismo y que además permite reutilizar la grasa que se extrae del área en la que sobra, para rellenar otra en la que existe una carencia de volumen. 

La técnica de liposucción WAL nos permite separar las células grasas y aspirarlas suavemente a través de la misma cánula (incluso de manera simultánea) a una presión siempre controlada. Esta suavidad y delicadeza de la técnica asegura la protección de las estructuras adyacentes, y por lo tanto proporciona una recuperación de la liposucción WAL mejor a los pacientes: menor inflamación, menos hematomas, más rapidez para ver el resultado final y menores riesgos asociados. 

El sistema de liposucción WAL de Body-Jet® controla con total precisión la intensidad y efectividad del chorro de agua, la cantidad infiltrada en solución y la total. Esto simplifica y acelera el proceso quirúrgico de liposucción con ventajas tanto para el paciente como para el cirujano plástico especializado, sobre todo de cara a la recuperación tras la liposucción WAL.

Postoperatorio liposucción WAL

Las zonas típicas en las cuales se puede aplicar este tipo de liposucción son las mismas que para otro tipo de liposucción (zonas lipodistróficas): abdomen, pubis, flancos y cartucheras, caderas y nalgas, rodillas, piernas y tobillos, papada, cuello y cara, brazos, región de las axilas, espalda dorsal y lumbar.

Las personas tratadas en proceso de recuperación de liposucción WAL tienen un postoperatorio más rápido, con menos inflamación y menos dolor en los días posteriores al tratamiento.

También hay una menor incidencia de hematomas ya que el sistema es mucho más respetuoso con el sistema vascular. Con un periodo más corto de recuperación también se consiguen resultados mucho más rápidos, y es frecuente que a los 3 meses de la liposucción WAL ya podamos obtener unos buenos resultados, muy parecidos a los definitivos.  

En el momento de comenzar la recuperación de liposucción WAL los pacientes llevarán una prenda apropiada de compresión moderada, faja o medias de compresión, que no podrán quitarse durante las primeras 48h.

En las 3 a 6 semanas posteriores a la recuperación de liposucción WAL, los pacientes podrán retirarlas definitivamente según el consejo que les demos desde Solesio Clinic en cada caso.

¿Tienes más dudas sobre la recuperación de una liposucción WAL?

¡Sin problema! Para cualquier pregunta que te surja después de haber leído este post, puedes consultarnos abiertamente. Nuestro equipo te ayudará en lo que necesites, además de hablarte en un lenguaje claro, evaluando tu caso de manera individualizada. ¿Resolvemos tus dudas?