En una reciente encuesta realizada a cirujanos plásticos por la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, se ha llegado a la conclusión de que la cirugía de párpados o blefaroplastia es la más demandada por los pacientes en la nueva normalidad que estamos viviendo por la situación de pandemia en la que nos encontramos, por encima de otras cirugías faciales o corporales. Se asocia el aumento de la demanda de la blefaroplastia al uso de la mascarilla, la cual hace que todas las miradas se centren especialmente en nuestros ojos. Y en Solesio Clinic estamos de acuerdo con esa afirmación: sois cada vez más los pacientes que solicitáis esta cirugía.

Devuelve a la mirada un aspecto más juvenil eliminando los signos de cansancio de los ojos

La cirugía de los párpados (blefaroplastia), mejora la apariencia de la mirada bien sea en los párpados superiores, los inferiores, o en ambos. Consiste en retirar la piel y/o grasa sobrante de la zona, para eliminar bolsas y tensar los párpados dando amplitud a la mirada. Este tratamiento devuelve a la mirada un aspecto más juvenil y consigue eliminar los signos de cansancio. Le da a tu mirada un aspecto más despejado. Además es una cirugía que no requiere hospitalización y que tiene una baja tasa de complicaciones graves. El proceso de recuperación es bastante rápido y el paciente puede valerse por sí mismo.

¿En qué consiste la blefaroplastia y quién es el candidato ideal?

La cirugía de blefaroplastia consiste en la eliminación del exceso de piel y/o grasa en la zona de los párpados y que provocan esa apariencia de ‘cansancio o tristeza permanente’.

El/la paciente ideal para realizarse una blefaroplastia son mujeres y hombres a partir de 35-40 años, con buen estado de salud en general y que por cuestiones genéticas o factores externos tienen bolsas en los párpados inferiores o laxitud en la piel de los superiores. La blefaroplastia se realiza habitualmente en hombres y mujeres adultos sanos y que tienen unas expectativas realistas acerca de los resultados que se pueden obtener con este tipo de cirugía. El candidato ideal para someterse a este tipo de intervención es un paciente que comienza a mostrar signos de envejecimiento en la región periocular y que presenta un exceso de piel en los párpados superiores, una mirada triste, y/o bolsas grasas en los párpados inferiores.Son pacientes que cuentan con un buen estado de salud y que presentan cierta tendencia a desarrollar estos sobrantes de tejido cutáneo y graso en los párpados.

Hay que destacar que la blefaroplastia no produce mejoría en otros síntomas del envejecimiento que se manifiestan en la mirada, como pueden ser las patas de gallo y/o las ojeras. Para ello, la blefaroplastia suele combinarse con otros procedimientos, como la elevación de cejas, la cantopexia o los rellenos faciales con grasa o ácido hialurónico.

La blefaroplastia es una cirugía minuciosa y delicada por la zona tratada, pero por la pequeña extensión de la misma, es una cirugía de rápida recuperación. Una blefaroplastia se realiza con anestesia local y sedación, por lo que no se siente ningún tipo de dolor o molestia. Además, tras la cirugía el paciente no necesita de ingreso hospitalario y puede irse a casa inmediatamente después de la blefaroplastia. Las cicatrices de la blefaroplastia suelen quedar ocultas bajo los pliegues de los párpados, además la pequeña dimensión de las cicatrices facilita que en apenas 3 meses sean prácticamente imperceptibles.

Tipos de blefaroplastia

Pese a que todas las intervenciones de blefaroplastia tienen como objetivo la mejoría estética y funcional de los párpados, el abordaje varía dependiendo de las necesidades de cada caso, si se trata de una blefaroplastia superior, inferior o completa.
El cirujano plástico determinará en consulta prequirúrgica mediante qué técnica de blefaroplastia obtendrá los mejores resultados. Éstas técnicas pueden ser:

Blefaroplastia Superior o Inferior

La zona a tratar dependerá de cada caso, se puede trabajar los párpados de manera independiente (los superiores o inferiores) o en otros casos de mayor afectación realizar una blefaroplastia completa: arriba y abajo.
En la blefaroplastia superior, mediante una incisión en el pliegue palpebral, se elimina la piel y/o grasa sobrantes. En cambio en la cirugía de párpados inferiores se eliminan las bolsas que contienen tejido graso (si las hay) además de la piel excedente.
Con ambas cirugías se consigue dar un aspecto descansado a la mirada consiguiendo rejuvenecerla.

Blefaroplastia Completa (superior e inferior)

En casos en los que tanto párpados superiores como inferiores se ven afectados, se opta por una blefaroplastia completa, en la que se tratan los cuatro párpados en una única cirugía. En estos casos, el sobrante de tejido graso y piel es mayor. Por este motivo, el rejuvenecimiento y mejoría estética percibida por el paciente, así como su satisfacción con el resultado final, son muy elevados tras la blefaroplastia. En muchas ocasiones la blefaroplastia completa se combina con otros procedimientos en la misma área: elevación de cejas, cantopexia o lipofilling para devolver el volumen a los pómulos y la zona malar.

Cirugía de párpados o blefaroplastia en Alicante

¿Quieres revertir los efectos del envejecimiento sobre tu mirada y sorprender por encima de la mascarilla? Si tienes esa mirada con aspecto cansado, puede que seas candidato/a a la blefaroplastia con el Doctor Francisco Solesio en Alicante. Consúltanos.