Algunos pacientes tienen ciertos complejos por pequeñas imperfecciones en su nariz, pero no desean entrar en quirófano para una rinoplastia. Existe una alternativa no quirúrgica, conocida como rinomodelación, para realizar ciertas correcciones en la forma de la nariz. Sin ser definitiva, esta técnica puede mejorar algunos aspectos estéticos de la nariz y ayudarnos a sentirnos mejor con nuestra armonía facial.

¿Cómo cambiar la forma de la nariz sin cirugía?

La nariz es sin lugar a dudas uno de nuestros rasgos físicos más importantes. Al estar en el centro de la cara condiciona mucho el aspecto y la armonía del rostro. Una nariz desproporcionada o irregular atrae atenciones que pueden no sentarle bien a nuestra autoestima. Sin embargo, muchas personas no están dispuestas a entrar en quirófano para una rinoplastia, que elimine los complejos asociados a su nariz permanentemente.

Para este tipo de pacientes, que buscan alternativas no quirúrgicas y poco invasivas, la rinomodelación puede ser una solución muy a tener en cuenta. La rinomodelación es un tratamiento de medicina estética en el que, mediante el uso de sustancias de relleno reabsorbibles (ácido hialurónico de alta reticulación), se pueden efectuar pequeñas correcciones en la nariz para mejorar el aspecto de la misma y reequilibrar sus proporciones en el rostro.

¿Qué podemos conseguir con la rinomodelación?

Antes de hacerte una rinomodelación, debes tener claro que sus resultados no son permanentes, como sí lo son los resultados de una cirugía de rinoplastia. Al ser un tratamiento consistente en rellenos reabsorbibles, sus efectos suelen permanecer visibles durante aproximadamente un año, dependiendo de muchas variables como el tipo de actuación, la edad del paciente o su tipo de piel, hábitos, etc.

También tienes que tener claro que la rinomodelación no sirve para disminuir el tamaño de la nariz, como sí puede hacerse con una rinoplastia. Principalmente con la rinomodelación podemos disimular el caballete o giba nasal, elevar la punta y corregir pequeñas asimetrías. Todo ello se logra añadiendo volumen de relleno con ácido hialurónico en zonas específicas, para igualar el aspecto superficial.

¿Quién es un buen candidato a una rinomodelación?

Los mejores candidatos a una rinomodelación son aquellos pacientes que, aunque están contentos con el tamaño de su nariz, presentan ciertas imperfecciones o asimetrías que provocan que no tengan un perfil homogéneo o la proyección idónea. Pueden ser candidatos a este versátil tratamiento pacientes que presenten:

  • Pequeñas desviaciones o asimetrías en la nariz. Se puede mejorar el aspecto añadiendo volumen en la zona opuesta a la de la imperfección.
  • Perfil aguileño de la nariz por presencia de caballete o giba. Se corrige añadiendo relleno hasta disimular la curvatura.
  • Punta nasal hendida. Es posible voluminizar para realzarla, redondearla y darle forma y proyección.

¿En qué consiste la rinomodelación?

Como ya hemos indicado, la rinomodelación se acomete mediante la infiltración con agujas de sustancias de relleno reabsorbibles por el propio cuerpo. Cambiando lógicamente la zona de actuación, es un tratamiento muy parecido a otros tratamientos con ácido hialurónico como el relleno de labios o la masculinización facial.

Se trata de un proceso ambulatorio, de unos 15 a 20 minutos de duración aproximadamente. Generalmente basta con la aplicación de una pomada anestésica para evitar las molestias producidas por la aguja de infiltración. En algunos pacientes con mayor sensibilidad en la zona, puede aplicarse una cantidad pequeña de anestesia local en los puntos más “clave”.

¿Qué resultados podemos esperar?

La rinomodelación consigue unos resultados muy naturales y satisfactorios en caso de que las expectativas sean realistas. Con esta técnica conseguiremos mejorar la simetría del rostro y tener una nariz que te haga sentir estéticamente más atractivo y proporcionado. Pero, si lo que se buscas es disminuir el tamaño de la nariz, corregir defectos muy pronunciados, conseguir una remodelación permanente de la misma o corregir aspectos funcionales, se tendrá que optar por la cirugía de rinoplastia.

Cuidados previos y posteriores al tratamiento

No hay especificaciones concretas que atender antes de hacerse una rinomodelación, al ser una técnica muy poco invasiva. Sí es aconsejable no realizar ningún tratamiento exfoliante (tipo peeling) en la zona en las dos semanas previas a la rinomodelación. De igual manera, la nariz deberá estar limpia y sin maquillar en el momento de realizar el relleno.

Al ser un tratamiento reversible, que utiliza sustancias biocompatibles, sus riesgos son muy escasa. La rinomodelación no deja señales externas ni cicatrices aunque al principio pueden aparecer inflamación o hematomas en la zona, que remitirán en muy pocos días. Sí es recomendable, en caso de exposición al sol, aplicar protección en la zona tratada en los días posteriores al tratamiento.

Rinomodelación en Alicante

Puedes mejorar el aspecto y forma de tu nariz en Alicante gracias a la rinomodelación en Solesio Clinic. Si estás buscando un tratamiento eficaz, con muy pocos riesgos y sin cirugía para modificar tu nariz de forma no permanente, el Doctor Francisco Solesio recomienda la rinomodelación. Pide cita en Solesio Clinic para que estudiemos tu caso y encontremos juntos la solución más acertada para mejorar tu aspecto y tu autoestima.