Nuestro deber, ante la escasez de fuentes de información oficiales, es seguir informando sobre la enfermedad de lipedema. El desconocimiento sobre los síntomas del lipedema es algo generalizado, tanto en hombres como en mujeres. Cada día, acuden a consulta mujeres que padecen esta patología sin siquiera saber de la existencia del lipedema, pensando que tienen un problema de obesidad o de retención de líquidos. 

¿Qué es el lipedema?

Antes de centrarnos en los síntomas del lipedema, es importante tener clara su definición. El lipedema es una enfermedad que consiste en la inflamación y proliferación patológica de células grasas, que además se distribuyen anormalmente en las extremidades de manera simétrica, y provocan dolor. El lipedema es un trastorno del tejido adiposo que se produce casi exclusivamente en las mujeres. Según diversos estudios el lipedema podría afectar casi al 16% de la población femenina mundial, sin variación por razas. Tan solo el 2% de los afectados serán varones.

Este trastorno puede ser hereditario (20%). En la mayoría de los casos, la enfermedad de lipedema se desarrolla gradualmente durante la pubertad, aunque puede desarrollarse o empeorar durante la menopausia o el embarazo. Una vez bien definida la enfermedad de la “grasa dolorosa”, vamos a centrarnos en los síntomas del lipedema.

Síntomas del lipedema

Los síntomas del lipedema se ven a menudo, en sus inicios, en mujeres delgadas que muestran un aumento de la capa grasa de muslos y caderas, desproporcionada en cuanto al resto del cuerpo. En otras ocasiones el acumulo de grasa comienza en la zona comprendida entre las rodillas y los tobillos. A nivel del tobillo, la grasa forma un anillo justo por encima de ellos, con forma de copa (signo de Cuff). 

Encontramos una gran cantidad de síntomas del lipedema y posibles causas, por lo que vamos a proceder a crear una lista de todos los conocidos hasta hoy:

  • Causa hereditaria: puede que haya varios miembros de la familia que tengan lipedema, incluso saltándose generaciones dentro de la misma que presenten los síntomas del lipedema.
  • Causa hormonal: los síntomas del lipedema aparecen con la pubertad o se hacen más notables con algún cambio hormonal (embarazo, menopausia, píldora anticonceptiva, etc.)
  • Dolor: el paciente nota dolor en brazos o piernas aun estando en reposo. Este dolor puede aumentar con el ejercicio e imposibilitar la práctica del mismo.
  • Dolor en la palpación: el paciente siente hipersensibilidad en la zona afectada por el lipedema. Dolor cuando alguien se apoya en sus piernas o le agarran del brazo. 
  • Sensación de pesadez o de piernas hinchadas.
  • Distribución característica: los afectados por lipedema suelen presentar una misma forma de tubo o columna en las piernas. Por mucho deporte o ejercicio que se realice, no se pierde esa forma característica de la grasa.
  • Manos y pies sin afectación: a diferencia del resto de la extremidad, en pies y manos no se produce acúmulo graso.
  • Hematomas: otro característico síntoma de lipedema es la frecuente aparición de hematomas en piernas sin origen aparente.
  • Consistencia dura: la grasa de piernas o brazos tiene una consistencia más dura que la grasa abdominal.
  • Hiperlaxitud: cada vez más, las afectadas con los síntomas del lipedema hablan de facilidad a la hora de doblarse los tobillos. Incluso en reposo, experimentan torceduras de tobillo, incluso esguinces de estos.
  • No respuesta a dietas: con las dietas, se pierde volumen en cara, torso y pecho, siendo mínima pérdida en piernas o brazos.
  • No respuesta a ejercicio físico: la pérdida de volumen es mínima en piernas o brazos aún teniendo una actividad física intensa.

No es obesidad, es lipedema

Frecuentemente las pacientes que muestran síntomas de lipedema han estado mal diagnosticadas. “Es genético”, “son piernas cansadas”, ″es por mala circulación”, “es obesidad y no hay un buen seguimiento de la dieta”. Estos son solo ejemplos de los diagnósticos que llevan recibiendo durante años las mujeres con síntomas de lipedema. Tras años de evolución de esta enfermedad de lipedema, las pacientes suelen sentirse muy frustradas e incomprendidas. 

Si tras leer este artículo, piensas que sufres varios de los síntomas de lipedema ¡No te quedes con la duda! Tu vida puede cambiar desde hoy. ¿Quieres saber si son síntomas de lipedema? Acude a consulta con el Dr. Solesio y consigue un diagnóstico de calidad.

sintomas lipedema alicante