Llegado este momento en el que se establece la primera toma de contacto con el cirujano plástico, es muy importante que los pacientes se sinceren con el doctor, le comuniquen sus deseos, sus expectativas y todas las dudas que vayan surgiendo. Igual de importante es que quieran escuchar y asumir los posibles riesgos, que todo proceso quirúrgico conlleva. En una cirugía de abdominoplastia, los pacientes deben establecer una conexión de confianza y respeto mutuo y estar de acuerdo a la hora de fijar los objetivos de la cirugía estética y las expectativas sobre los posibles resultados.