¿La dieta y el ejercicio no funcionan en tus extremidades inferiores? ¿Sigues ganando volumen en las piernas y las caderas de manera desproporcionada con respecto al resto de tu cuerpo? ¿Notas molestias, dolor e inflamación? ¿Tienes de repente hematomas sin motivo aparente? ¿La parte inferior de tu cuerpo no tiene nada que ver con la superior? Con estos signos, desgraciadamente, podrías padecer lipedema. Es una enfermedad poco conocida y que se confunde comúnmente con la obesidad. No tiene cura, pero sí tratamiento. ¿Quieres conocer el precio de la cirugía de lipedema en Alicante? ¡Acción!