Hemos hablado en otras ocasiones de los diversos tratamientos de medicina estética que ayudan a retrasar los signos del envejecimiento y mejorar la calidad de la piel. Entre todos ellos, la bioestimulación con factores de crecimiento, o tratamiento con plasma rico en plaquetas, se destaca como uno de los más eficaces, sobre todo por sus aplicaciones en medicina estética facial. Puedes darle vitalidad y luminosidad a tu rostro con PRP. Quédate con nosotros y te explicamos cómo se hace.

¿Cómo es el tratamiento facial con Plasma Rico en Plaquetas?

El tratamiento facial con PRP (Plasma Rico En Plaquetas) no es muy diferente de su utilización en otras zonas del cuerpo. Una vez extraída la cantidad necesaria de sangre del propio paciente, ésta se centrifuga para obtener el plasma rico en plaquetas, donde se concentran los factores de crecimiento.

Al introducir estos factores de crecimiento plaquetario en la zona a tratar, conseguimos que se estimulen los fibroblastos (entre otras células de la piel), acelerando el proceso de regeneración del colágeno, la elastina y favoreciendo la microcirculación de la sangre para llevar oxígeno y nutrientes a zonas que estaban en horas bajas.

El tratamiento facial con PRP es, por lo tanto, una técnica muy poco invasiva (se aplica en pequeñas inyecciones) y que ofrece resultados muy satisfactorios a nivel estético, a la vez que mejora la piel, acelerando su proceso natural de regeneración.

Hay que tener en cuenta que el PRP no da volumen como el ácido hialurónico ni paraliza los músculos como sí hace el botox, pero nos ayuda a reestructurar la piel, regenerándola como no hace ninguno de los productos mencionados. 

¿Qué beneficios tiene la Bioestimulación en un tratamiento facial?

Además de su principal ventaja, que es el hecho de ser un material extraído del propio paciente, por lo que no existe posibilidad de rechazo o complicaciones asociadas a incompatibilidad biológica, el tratamiento facial con PRP tiene muchos beneficios. No hay edad para su utilización: los jóvenes pueden disfrutar de sus efectos como prevención antes de que aparezcan problemas; para los de edad más avanzada, el PRP ayuda a mejorar las arrugas finas, las marcas de la piel, lesiones cutáneas, etc.

Entre los beneficios del tratamiento facial con PRP podemos encontrar:

  • Mejora de la calidad de la piel, que se traduce en una apariencia más joven y saludable.
  • Disminuye la flacidez en las estructuras faciales, al favorecer la generación de colágeno.
  • Aporta luminosidad e hidratación al rostro, al reactivar o potenciar la microcirculación a través de los capilares sanguíneos.
  • Se atenúan las arrugas, al aumentar la densidad cutánea y las concentraciones de las células y moléculas que contribuyen a su regeneración.

El PRP puede utilizarse como tratamiento único de prevención o regeneración de los daños en la piel provocados por la edad u otros factores, o puede utilizarse como tratamiento complementario a otros tratamientos de medicina estética facial o de cirugía plástica facial (liftings, rinoplastia, blefaroplastia, etc).

Si bien sus ventajas son muy numerosas, podríamos decir que su principal inconveniente (aunque no sea tal, en realidad) es que aunque sus efectos se pueden notar desde la primera aplicación, el PRP es un tratamiento que se vale de la propia capacidad regeneradora y curativa de la piel del paciente, potenciando dichos procesos. Por este motivo, sus resultados no son inmediatos y necesitarán algo de tiempo para ser definitivos.

Tratamiento facial con PRP en Alicante

Puedes disfrutar de una tratamiento facial con PRP en Solesio Clinic. Disponemos de todas las garantías sanitarias y técnicas para aplicarlo con total seguridad. En la consulta del Doctor Francisco Solesio te beneficiarás de todos los efectos positivos de este novedoso tratamiento de medicina regenerativa. ¿A qué estás esperando? Llegó la hora de darle más vitalidad y luminosidad a tu rostro de forma natural con el plasma rico en plaquetas.